Nueva York para niños

Contrario a lo que se pueda pensar de que la Gran Manzana es una metrópoli sólo de adultos, la verdad es que existen en ella un sinnúmero de atractivos para los más pequeños de la casa y así poder ir en familia a conocer muchos puntos de esa enigmática ciudad.

Para empezar y dependiendo de la edad de los infantes, en Nueva York existen todas las facilidades para caminarla con carriola o coche de niños. En el metro, en las tiendas, en los restaurantes, hoteles y demás servicios públicos, existen rampas y elevadores que permiten el libre acceso y tránsito para los bebés. Además, en todos los baños existen las tablas para poder cambiarles el pañal, incluso con máquinas expendedoras de éstos, toallitas húmedas y cremas para ellos.

Para los niños que ya caminan y disfrutan ya sus vacaciones de verano, existen muchas y variadas opciones.

Central Park

Es esa gran área verde que tiene Manhattan en su parte central y donde los niños tienen grandes extensiones de terreno dónde correr, sin el problema del tráfico y persiguiendo ardillas.

Ahí en Central Park, del lado Oeste, se encuentra el Museo Americano de Historia Natural, un lugar sin duda encantador donde se pueden apreciar los animales disecados puestos en su hábitat, un planetario, y los famosos dinosaurios. Esto por supuesto, después de haber visto la película Una Noche en el Museo, con Ben Stiller y Robin Williams.

También en Central Park pero en su parte de en medio, los niños pueden disfrutar del zoológico de Nueva York, también hoy famoso por la película de caricaturas Madagascar, que aunque pequeño es ideal por lo céntrico que se encuentra. Aunque si de zoológicos se trata, es mejor visitar el más grande que tiene una ciudad en el mundo y que está en el Bronx, o sea, parte alta de Manhattan, lejos, pero que con sus más de 4,000 especies, vale la pena pasar todo el día ahí.

Coney Island

En esta temporada de sol, también es recomendable visitar Coney Island, en Brooklyn, donde está ubicado uno de los parques de diversiones más antiguo del mundo, el Luna Park, y a donde es muy fácil llegar en metro. Ahí se pueden subir a la montaña rusa Cyclone, hecha de madera, la que a chicos y grandes por igual encantará. Ahí mismo se encuentra el Acuario de Nueva York y justo al lado las playas de la ciudad, donde niños y grandes pueden ponerse el traje de baño y meterse nada menos que al Océano Atlántico.

219775252_4c967e6fb8_z

Times Square

Además de tomarse cientos de fotos y selfies con los pequeños del hogar en esta céntrica y tradicional zona neoyorquina, se pueden encontrar tiendas que son una delicia para los niños. Una de ellas es la tienda de los chocolates M&M´s, una de las únicas 5 que hay en el mundo y donde se podrán encontrar todo tipo de artículos promocionales con las figuras de los personajes, claro está, incluidas las bolsas con chocolates de todos tipos que al final serán responsables de los kilos de más en las maletas de regreso.

En la Tienda de Disney, al igual que la anterior, se van a poder encontrar todos los artículos de los personajes de las películas de este genio creador.

Una de las jugueterías más espectaculares de Nueva York es la de Toys ´R´Us, donde existe desde una pequeña noria hasta un gran tiranosaurio Rex.

Para los amantes de ensamblar juguetes, deben caminar sólo unas calles hasta llegar al Rockefeller Center y adentrarse en el mundo de Lego, donde un pequeño Dios Atlas cargando a un mundo nos recibe, al igual que una serpiente amarilla y verde que entra y sale por todas las paredes de la tienda.

Para finalizar las recomendaciones, basta decir que Nueva York tiene una de las más amplias y variadas gastronomías del mundo para los pequeños. Desde las mejores pizzas, hamburguesas y hot dogs del mundo, hasta restaurantes con menús para niños realmente deliciosos.

Nueva York espera a toda la familia, incluidos a los más bebés de la casa.

Colaboración del Mtro. Ramón Godínez Ortiz
Director de Turismo del H. Ayuntamiento de Guadalajara